Para todos la filosofía (8): “El superhombre”

La octava sección de la serie “Para todos la filosofía”, en Para todos la 2, ha sido “El Superhombre” (retransmitida el 26/11/2014). El vídeo se puede ver aquí.

El superhombre que todos conocemos es Superman. La publicidad decía: “¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es Superman”.

Pero antes de que Superman volara por los aires y rescatara a seres indefensos, ya había aparecido en los libros de Nietzsche “el superhombre”. Es difícil no pensar en una especie de Superman cuando oímos hablar de “el superhombre” de Nietzsche. ¿Porque se parecen quizá?

En realidad sólo tienen en común el nombre. Y ni siquiera. Nietzsche no dice exactamente “superhombre” sino “superhumano” y en lo que está pensando es en aquello que supera lo humano. En cambio, Superman es supernormal: un periodista, Clark Kent, normalísimo, que tiene poderes. O lo que haría un individuo normal que tuviera poderes.

Nietzsche piensa que lo humano tiene que ser superado porque el común denominador de la vida de los humanos es que esté asentada en la moral de rebaño y del resentimiento.

En general a los humanos les gusta vivir en rebaño, haciendo lo que los demás hacen, siendo acogidos por los demás en el seno del rebaño. Sus valores están basados en el resentimiento: necesitan establecer bien claro lo que no son, o aquello contra lo que ellos son. No son vidas creativas, ni alegres.

Es ridículo pensar que los nazis eran superhombres en el sentido en el que Nietzsche empleaba esta palabra. Los nazis no superaban lo humano sino que lo llevaban a su máxima exageración. Eran supernormales: eran un rebaño cuya negatividad estaba dirigida contra los judíos. Sus alegrías eran fruto del resentimiento. Supieron destruir, no crear.

Si queremos tener algún ejemplo de lo que es “el superhombre” o “lo superhumano” de Nietzsche hay que pensar que “superhumano” es más bien una cualidad de las acciones y no una identificación de este o aquel individuo. No hay superhumanos, sino acontecimientos, momentos, superhumanos.

Hay que poner los ojos sobre los creadores en cualquier territorio, en el arte, en la política, en la ciencia. Todo creador ha tenido que afirmarse a sí mismo, separarse del rebaño, creer en su propia potencia, avanzar con entusiasmo sin preocuparse de los demás. Picasso, Virginia Woolf, Nelson Mandela…, todos ellos han hecho algo que ha superado a la humanidad.

Y la humanidad necesita gestos superhumanos. Paradójicamente en los últimos cien años muchas mujeres, conocidas y anónimas, han sido “superhombres”, han superado los límites del rebaño y no han luchado contra los hombres, no se han movido por el resentimiento sino por afirmación de ellas mismas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nietzsche. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Para todos la filosofía (8): “El superhombre”

  1. Tengo interés por leer La pontencia según Nietzsche. El filósofo alemán fue uno de mis preferidos hace tiempo.

    Estoy de acuerdo en que el superhombre no debe identificarse con un estado que podamos alcanzar. No hay superhombres ni los ha habido nunca ni los habrá. La tragedia de Nietzsche y la nuestra consiste precisamente en que no somos más (ni menos) que eso, humanos, demasiado humanos.

    La mayor prueba que puede dar un superhombre no consiste en “superar” su condición de humano, sino en llegar a aceptarla sin caer en el desprecio. Los nazis no fueron superhombres, sino sólo despreciadores de lo humano.

  2. Gracias Maite por este espacio televisivo para el logos humano.

  3. carme dijo:

    Gracies, ahora entiendo el “superhumano”, estas dos palabras borregamiento y resentimiento no las voy a olvidar. Me gusta leer y escuchar cosas de Nietzsche y aunque me parece un poco resentido al final lo veo con ternura. Salutacions.

  4. Jos dijo:

    El superhombre se consigue a través del dominio de la técnica, es decir un individuo dentro de un tanque es un superhombre si tiene en frente a otros con arcos y flechas, en esto los nazis eran muy buenos, con el dominio de la técnica la humanidad ha podido tener el superéxito, pero los nazis eran mediocres y confiados en relaciones humanas, por eso un tipo como Hitler llegó a dominarlos, pasa lo mismo con las sectas en la actualidad que captan a jóvenes bien formados en universidades, muy competentes en sus campos, pero indefensos para la cruda vida real.

  5. Cacho dijo:

    El meter a los nazis en el discurso del superhombre es error garrafal, sobre todo partiendo de la historia tan tergiversada por el sionismo que nos han enseñado en la escuela. Lo lamento mucho porque el articulo iba muy bien hasta hablar tan mal y con tan mala informacion sobre la historia de la Alemania nacionalsocialista de Hitler.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s