Cataluña como ejemplo

A veces los hechos permiten una ilustración excelente de la teoría. Hay que aprovecharse cuando esto pasa. Preparando mi seminario en el que tengo que presentar La sexualidad según Michel Foucault, de repente se me ha ocurrido cómo explicar algo que siempre me parece difícil de hacer entender. Se  trata de  la idea de que cuando se habla se está haciendo algo, que hablar no es sólo hablar y ya está, sino que es mucho más importante porque hablar es actuar. Es lo que el pragmatismo y ciertas filosofías del lenguaje han defendido, es lo que Foucault se empeñó en dejar claro en sus libros y artículos.

Espontáneamente las personas separan el habla de la acción. O más bien sólo en algunos contextos particulares les parece que cuando hablan están haciendo algo. Por ejemplo, les puede parecer que es ser racista hacer cierto tipo de comentarios o de bromas. Cuando se percibe esto, se debe a que existe una particular atención por parte de la sociedad hacia el racismo. Y lo mismo se puede decir respecto de la homofobia o del sexismo. Pero no sucede así en todos los demás ámbitos en los que puede parecer de lo más inocente decir algo. Y aquí la inocencia es el sentimiento de quien hace algo sin saber que lo está haciendo. “Sólo estoy haciendo un comentario y nada más”, dice quien no sabe que está haciendo algo más que hablar cuando habla.

Cuando un no catalán dice que lo mejor que podrían hacer los catalanes es irse de España no sólo están haciendo un comentario. Está contribuyendo a crear una situación que puede no tener un final feliz. Si en un futuro se diera un divorcio forzado entre Cataluña y España, sufrirían muchos miles de personas: los catalanes que vivieran fuera de Cataluña y los no catalanes que vivieran en Cataluña. Todos acabaríamos viviendo peor, más incómodos o más inseguros. La frase “¡Que se vayan!” es performativa. Y eso quiere decir que realiza algo, es un gesto que contiene exasperación. Y la exasperación es una pasión negativa que puede incubar cierta violencia.

¿Soy una exagerada? ¿Quiero sacar de donde no hay? No lo creo. ¿Cuál fue la participación de los alemanes en el nazismo, de esos que no hicieron nada y a los que no se les puede hacer responsables de ningún crimen, ni acto violento? Seguramente hablaron, comentaron, no se callaron cuando podían haberlo hecho y con sus palabras colaboraron a la existencia de un clima antisemita. ¿Y qué decían los españoles antes de la guerra civil? Recuerdo haber leído unas declaraciones de Azorín, si no me falla la memoria, afirmando que antes de la guerra civil a la mayoría de los españoles les era imposible sostener una discusión con un oponente sin desear al mismo tiempo eliminarlo.

Esta es mi conclusión: hablar es hacer, y de nuestros actos somos responsables. Antes de decir inocentemente lo que piensas acerca de una situación, piensa qué haces con lo que dices. Y acepta que los actos de habla son performativos. Foucault los utilizó para demostrar que la locura, la delincuencia, la sexualidad eran construcciones históricas fruto de las prácticas humanas, entre las cuales hablar. A veces, ya lo han dicho algunos filósofos, lo mejor, si no queremos colaborar con una situación desastrosa, es callarse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Michel Foucault. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cataluña como ejemplo

  1. Jos dijo:

    Hola, la frase que comenta usted sobre los catalanes: “Que se vayan”, yo creo que en realidad expresa hartazgo, de tantas quejas y de su victimismo, menosprecio hacia el resto de españoles e insultos, una frase parecida sería : Dejadnos en paz, por otro lado el proceso secesionista utiliza un buen medio para conseguir un mal fin, es decir, votar es democrático, pero si por ejemplo hacemos una votación para robarle su casa, y usted se opone, no la puedo calificar de antidemócrata porque esta en contra de que todos votemos, hay mucha demagogia en este proceso, un saludo.

  2. Jena dijo:

    El hartazgo lo tenemos los catalanes de comentarios como los suyos, señor. Aplíquese la reflexión de Azorin.

  3. New catalonia dijo:

    Querida Maite,
    Los catalanes? Quienes son los catalanes? No existen los catalanes. Cuando se reconoce al otro como a igual, se lo deja votar como ocurrió en escocia. Aquí no hay otro, en españa nadie se quejó cuando no se nos dejó votar, ni cuando el gobierno del pp denunció al president Mas.
    Dicen:que se vayan, sabiendo que no podemos hacerlo. Es una forma más de insulto anticatalán. Que voten a erc si realmente están artos de oir nuestras quejas.
    Esto es el placer del macho, cuando oie a la hembra quejarse, pero sabe que no puede hacer nada porque la constitución no reconoce el derecho al divorcio( todo muy franquista)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s